lunes, 29 de diciembre de 2008

EL FINAL DE UN COMIENZO

Palabras pronunciadas por el Q:.H:. Fabian Velez Perez en la despedida de fin de año de la Resp:. Log:. Mix:. Obreros De La Libertad # 11 (28 de Dic / 2008 e:.v:.)
Aunque el titulo de esta plancha parezca contradictorio, los acontecimientos vividos en el ámbito masónico durante el presenta año que termina, me dicen que la vida es un constante inicio y terminación de cosas, situaciones y vivencias.

Por estas fechas, 12 meses atrás, era yo un Comp:. M:., ilusionado con llegar a ser M:. y con participar en los coloquios de CLIPSAS y COMAM; ni idea tenia que en poco tiempo se me daría el honor de ser exaltado y además la oportunidad de colaborar en la organización de esos eventos.

Ambas cosas ocurrieron durante el primer semestre de este año y los recuerdos de ambas situaciones provocan en mi una sonrisa cuando, en la privacidad de mi alcoba, repaso las emociones vividas.

Pero el segundo semestre de este agitado año, me deparó muchísimas sorpresas, y consecuencia de ellas, hoy les leo estas líneas en un lugar que hasta hace poco era extraño para todos nosotros.

Sin embargo, ahora que el calendario esta por voltear la última pagina de este 2008, me encuentro, en compañía de mis QQ:.HH:., listo para empezar un nuevo trasegar, tanto en lo profano como al interior de la Orden.

Y eso me lleva a reflexionar respecto a que, cuando creemos haber terminado una tarea, nos damos cuenta que en realidad ninguna tarea termina, sino que se transforma y las responsabilidades que de ella se derivan, nos obligan a seguir trabajando, a seguir puliendo la piedra bruta.

Hace apenas unos días, éramos visitantes en esta casa, y ahora somos anfitriones y como tales, debemos ser los mejores. No podemos detenernos, debemos seguir mejorando cada día y demostrar con creces que somos merecedores de las deferencias de las que hemos sido objeto.
Escogimos un camino que nos obliga a mejorar; buscábamos la libertad para desarrollarnos y creo que la encontramos y por tanto, no podemos ser inferiores al reto que eso nos plantea, pues de nada sirve esa libertad si nos volvemos meras almas contemplativas, cuando debemos hacer honor al nombre que escogimos para nuestro taller y ser obreros que, día a día, trabajen en pro de la libertad, tanto intelectual como material.

El primer paso para ello ya lo dimos al decidir no mirar atrás, lo cual deja libre todas nuestras energías para marchar hacia adelante. No dejemos que el impulso se pierda y mas bien, redoblemos esfuerzos y vayamos hacia adelante con todo el ímpetu que nos sea posible.

Los primeros frutos a nuestro esfuerzo y decisión ya se dieron; en primer termino miren a su alrededor y se darán cuenta que sin proponérnoslo, despertamos del sueño a varios QQ:.HH:. que se habían alejado de los templos.

Además, los aprendices que nos acompañaron en este duro camino, demostraron no ser inferiores a sus HH:. y asimilaron de una forma admirable las situaciones vividas, demostrando entereza y firmeza de carácter, cualidades bien escasas en la generación a la que pertenecen. En ellos esta el futuro de este taller y, por el momento, me siento tranquilo al respecto

Como ven QQ:.HH:., no es el momento de sentarse a descansar, sino el momento de empezar a trabajar. Pongamos punto final al comienzo de esta aventura y empezamos a recorrer la ruta que nos trazamos.

El poeta libanes Khalil Gibran escribió: “El hoy no es más que el recuerdo del ayer, y el mañana el sueño de hoy.” Entonces mis QQ:.HH:., miremos hoy con alegría el ayer de este año que termina y con esperanza el mañana del año que comienza.
Recibid todos un T:.A:.F:.


Khalil Gibran (1833-1931) Ensayista, novelista y poeta libanés
video